fbpx
Teléfono Gratuito
900 520 200

Las partes del oído

Al igual que cualquier otro órgano, el oído está compuesto por diversas zonas con características y funciones diferentes:

    1. Oído externo: es la parte más visible y expuesta al ojo humano. Su nombre técnico es aurícula y está formado, a su vez, por la oreja. En esta zona es donde se recogen las ondas de sonido y se conducen directamente al oído medio para ser procesadas y decodificadas por nuestro cerebro. También se encarga de proteger el resto del oído del exterior.
    2. Oído medio: está compuesto por tres pequeños huesos que se conocen como “huesecillos” y sus nombres son: martillo, yunque y estribo. Seguro que sabes de qué zona estamos hablando si te decimos que se llama tímpano. La función principal del tímpano es poder amplificar y poder transmitir todos aquellos sonidos que entran a través de la oreja al oído interno.
    3. Oído interno: estos pequeños huesos con forma de concha de caracol son la cóclea. Son los encargados de transformar las ondas sonaras en impulsos eléctricos y de transmitirlos al cerebro. Allí serán donde se interpreten

Dentro del oído, el nervio auditivo y el cerebro juegan un papel vital para el correcto funcionamiento de nuestro sentido. El cerebro dispone de hasta doce pares de nervios conectados entre sí, siendo uno de ellos el nervio auditivo. Este nervio craneal es el encargado de nuestro equilibrio y también de nuestra audición. Por lo que es muy importante el evaluar y conocer su estado por medio de test auditivos.

Pide cita

El 70% del éxito en tu tratamiento audiológico depende de tu especialista.

Deja tus datos y te contactaremos.

¿Para quién es la cita?
¿Es usuario de audífonos?