Aproximadamente el 60-65% de las alteraciones auditivas detectadas en niños son de origen genético o hereditario y se pueden manifestar tanto en el momento del nacimiento como durante los primeros años de vida. El 35% restante son adquiridas, pudiendo producirse de forma congénita durante el embarazo o el parto.

Hipoacusia infantil: Riesgo de la pérdida auditiva en Bebés

Al hablar de hipoacusia infantil se hace necesaria la detección temprana. Para ello lo mejor es tener la información suficiente y conocer cuales son los factores de riesgo que pueden afectar al desarrollo auditivo de tu bebé:

• Durante el embarazo

o Si tienes antecedentes familiares de alteraciones auditivas congénitas o adquiridas durante las primeras etapas de la infancia.
o Si durante la gestación has sufrido una infección intrauterina del grupo TORCH.
o Si has utilizado durante el embarazo medicamentos ototóxicos sin control médico.

• Durante el postparto

o Si el bebé ha pesado menos de 1.500 gr
o Si el bebé ha necesitado ventilación mecánica durante más de 5 días
o Si el bebé presenta algún síndrome del tipo Waardenburg, Usher, Pendreal, Neurofibromatosis, etc..
o Si el bebé presenta algún tipo de malformación craneofacial

• Durante la lactancia

o Si el bebé sufre Otitis media secretora recurrente o persistente.
o Si el bebé ha sufrido meningitis bacteriana.
o Si el bebé ha sufrido un traumatismo craneal con pérdida de conciencia o fractura craneal.

La detección temprana de la hipoacusia infantil

En el año 2003 fue aprobado por el Ministerio de Sanidad y Consumo de acuerdo con todas las CC.AA un programa con el fin de realizar a todos los recién nacidos en España, pruebas objetivas que permitan un correcto y fiable diagnóstico de su salud auditiva.
Estas pruebas permiten detectar cualquier tipo de disfunción auditiva, y en los casos en que así se necesite, iniciar un tratamiento audiológico precoz que permita y facilite el desarrollo cognitivo del bebé, ya que cuanto antes se comience con el tratamiento, mucho más efectivo será este.
Si a pesar de ello, observas que tu bebé no responde a los estímulos auditivos normales en su primera etapa de vida y/o cumples alguno de los indicadores de riesgo, acude a tu médico especialista en Otorrinolaringología para un nuevo examen y realizar un estudio más en profundidad.

Belsound estamos para ayudarte

Si sospechas que ti hijo pueda tener algún problema auditivo contacta con nosotros y te asesoraremos sobre los pasos a seguir.